Salud por Vocación

Raquel H. López es una dietista y nutricionista certificada por la UNED.

Mediante su capacidad innata de inspirar a otros, Raquel ha creado infinidad de dietas y programas nutricionales para mejorar la salud de personas con todo tipo de necesidades alimenticias.

Su historia es la de cómo la pasión por la salud y la buena alimentación de una mujer le ha servido no sólo para solucionar sus propios problemas alimenticios, sino también para inspirar y enseñar a otros a hacerse cargo de su propia salud de una forma consciente y natural.

Desde muy pequeña Raquel había estado luchando con síntomas de desequilibrio nutricional hasta que su madre, también nutricionista profesional, la puso a dieta cuando tenía tan sólo siete años. Aunque que le sirvió para alimentarse adecuadamente durante unas semanas, nada más terminar la dieta, volvió a sus hábitos anteriores y eso fue el principio de una dependencia de las dietas que duró prácticamente toda su infancia y adolescencia.

Tras años de hacer múltiples régimenes cada vez que necesitaba perder algo de peso, Raquel escogió un camino diferente; formándose como dietista y nutricionista profesional transformó completamente su vida y su salud. Formándose, aprendió mucho más de lo que nunca hubiera imaginado. No sólo le sirvió para hacerse cargo de sus propios desajustes nutricionales sino también ayudar a familiares y amigos y por fin entender los esfuerzos de su madre para enseñarla a implementar los hábitos alimenticios adecuados.

Desde su primera certificación en el año 1998, Raquel se ha convertido en una experta en dietética aplicada, auriculoterapia y coaching nutricional. Durante todos estos años ha sido capaz de ayudar a cientos de personas a emprender el camino hacia una buena salud por sí mismos y a comprometerse con un estilo de vida saludable.

Hasta el día de hoy, la fuerza impulsora de todo lo que ella hace sigue siendo la misma: inspirar a todo el mundo a vivir una vida más sana y feliz. Prueba alguna de sus recetas, aprende algo nuevo en su blog o apúntate a un programa de asesoramiento. Hagas lo que hagas, estarás abriendo tu propio camino hacia una vida más saludable.

17
Años

de Experiencia

Ayudando a personas de todas las edades a sentirse mejor. 

Un planteamiento

Sencillo

Las mejores prácticas son pequeñas acciones diarias que se pueden incorporar a la vida real. Si te preguntas si esta es la mejor manera de hacerlo, la respuesta debería ser un sí con firmeza para que llevarlo a la práctica no sea intimidante.

Un programa

Fraccionado

La mayoría de los objetivos nutricionales son grandes o complicados para intentarlos todos a la vez. Por ello los descomponemos en tareas simples. Las partes más complejas se dividen en partes tan pequeñas como sea necesario para que sean fácilmente asumibles.

Una mejora

Secuencial

Dividir las tareas nutricionales complejas en tareas más pequeñas es muy útil, pero además deben practicarse en el orden correcto. Comienza con la primera tarea, luego haz la segunda y así sucesivamente. Si llevas a cabo las tareas correctas en el orden correcto, el éxito está asegurado.

Un seguimiento

Guiado

¿Te parece que va a ser lento? Si llevas a cabo una práctica paso a paso, todo el proceso es más rápido. Además podemos hacerlo juntos, las tareas son más sencillas cuando se realizan con apoyo. Iremos a tu ritmo y verás que un proceso difícil puede parecer sencillo y llevadero.